https://bancyeducation.com/

10 razones para estudiar en el extranjero

La mayoría de estudiantes graduados en el extranjero te contarán que esa experiencia cambió para siempre sus vidas.

Decidir salir de tu zona de confort para matricularte en una universidad internacional es un gran paso que requiere un punto de valentía pero que suele recompensarse con un altísimo impacto positivo tanto a nivel personal como profesional.

Aquí te dejamos algunos motivos y razones, basados en nuestra experiencia, de los beneficios de estudiar fuera de España.

1.- Aprender o perfeccionar otro idioma

Esto no será como el inglés que estudiaste en el cole o alguna escuela oficial en la que te prepararon para un examen.

No solo leerás, escribirás y hablarás en otro idioma en clase, sino que tareas cotidianas como hacer la compra, ver la TV, pedir en un restaurante (¡o incluso ligar!) también serán en otro idioma. Llevarás a tu cerebro a otro nivel y realmente llegarás a dominar una lengua aparte de la tuya materna.

2.- Diferenciarte en tu CV

¿En cuántas entrevistas de trabajo crees que te van a preguntar por tu estancia académica en el  extranjero y los motivos que te llevaron a ella? Sí, exacto, en todas.

La experiencia formativa de una persona que ha estudiado su grado en el extranjero es superior a nivel vivencial e idiomático a una estudiada en tu país. Si encima le añades que has estudiado en un sistema educativo de reconocido prestigio como el inglés o el francés, pues ya tienes el combo de atractivo curricular perfecto.

Ya no necesitarás demostrar que eres proactivo y con capacidad de adaptarte a otros escenarios, tu propio CV lo dirá por ti.

3.-Vivir una experiencia única e inolvidable

“Viajar es la manera más intensa de aprender”, Kevin Kelly.

Más allá de la experiencia académica, el crecimiento personal al que te enfrentarás debido a un nuevo entorno con tantos nuevos estímulos te permitirá cambiar y evolucionar tus modelos mentales y convertirte en una persona de mente abierta y con gran capacidad de adaptación. Vivir algo así es un tesoro desde el punto de vista del desarrollo integral de la persona.

Además, viajar al extranjero y no conocer a mucha gente inicialmente puede aumentar tus habilidades comunicativas y sociales.

4.- Crear una red de contactos mundial

Coincidirás con un grupo social que tendrá similares intereses e inquietudes que los tuyos.  Ello te permitirá generar una red de contactos de futuros profesionales globales de los que aprender, con los que asociarte, etc. Una ventaja que nunca tendrías si estudias en tu ciudad.

5.- Conocer otra cultura

La manera en la que nosotros vemos las cosas no es necesariamente la única o mejor manera de ver la vida. Conocer a personas de otras culturas, especialmente viviendo en un país diferente, te permitirá disfrutar y analizar el mundo también con otros ojos. Esto te permitirá incluso observar tu propia cultura con una perspectiva distinta.

Aprenderás a ser tolerante con las necesidades culturales y esquemas de pensamiento de otras personas.

6.- Estudiar y aprender de una manera diferente

Estudiar fuera trae consigo experimentar nuevas metodologías educativas.

Los sistemas de enseñanza, los criterios y sistemas de evaluación o el estilo de comunicación entre estudiantes y docentes cambian según el país en el que estés. Estos cambios ayudan a abrir la mente a nuevas formas de aprendizaje y enriquecer tu proceso educativo.

7.- Convertirte en un profesional internacional

Con una formación extranjera, gracias al dominio de nuevos idiomas, las posibilidades de empleo aumentan exponencialmente en términos geográficos.

En Bancy Education te ofrecemos estudiar en Inglaterra o Francia, ambos países con un altísimo nivel de desarrollo profesional y muy bajos niveles de desempleo. También, el hecho de dominar el inglés y/o el francés te abre las puertas de terceros países como Suiza, Luxemburgo, Canadá, Estados Unidos, Suecia, Australia, Nueva Zelanda… ¡El mundo a tus pies!

También te otorgará una gran ventaja competitiva para poder trabajar en negocios internacionales en España, dadas tus potencialidades lingüísticas y globales.

8.- Desarrollar una mentalidad global

En relación con el punto anterior, residir en países extranjeros y aprender desarrolla la capacidad de generar una nueva mentalidad global, ya sea desde el punto de vista académico, profesional o social.

9.- Valorar tu tierra, tu casa y tu familia

No, no es una contradicción. El hecho de tener vivencias fuera de tu tierra y de tu círculo familiar te hará, por un lado, disfrutar de las nuevas posibilidades del nuevo entorno en el que te vayas adaptar. Sin embargo, también te permitirá apreciar aun más si cabe el valor de tu hogar, de tu familia y de tu arraigo.

Tu tierra seguirá siendo tu tierra, pero aprenderás a verlas con ojos más bonitos.

 

10.- Oportunidad de crecimiento personal

Cambiar de circunstancias y personas, variar las rutinas y costumbre así como vivir nuevas experiencias son las cosas que hacen que la vida adquiera su mojo. ¡El crecimiento ocurre fuera de la zona de confort!

La mayoría de estudiantes graduados en el extranjero te contarán que esa experiencia cambió para siempre sus vidas.

Decidir salir de tu zona de confort para matricularte en una universidad internacional es un gran paso que requiere un punto de valentía pero que suele recompensarse con un altísimo impacto positivo tanto a nivel personal como profesional.

Aquí te dejamos algunos motivos y razones, basados en nuestra experiencia, de los beneficios de estudiar fuera de España.